martes, 6 de abril de 2010

AY, MAMITA QUE PACHANGA ... !


Ay, Mamita Que Pachanga ...!



Ni se la meten, ni se la maman;
la húmeda de las paredes de su sexo
... la tienen desesperada.
Su amiga, ya ni la llama
lo de vagina a vagina
ya no le jacta,
siempre terminaban con una
... plástica !
Lastimandose las dos,
desgarrandoce las ganas
Berta, necesiita una pinga humana,
prieta, cabezona o flaca,
un blanquito tierno que en
vez de pene tenga una palanca.
Cualquier falo ahora le viene
en ganas; pasan ya mas de tres
semanas y sus nalgas gritan
por una buena dosis de amor
de madrugada,
en el cuarto de baño, en la cocina,
que se lo hagan en la sala.
Anoche le prendió una velita
a La Virgen de "La Pachanga ..."
mientras se tocaba los senos,
se tocaba la nalgas, se metía los
dedos en la húmeda de su
... vagina amada !.
Maldecía al Negro y las razones
porque no llegaba.
Yo la veía desde mi ventana,
se quedo dormida, desnuda
sobre su cama, menos ardiente
pero mas indignada;
cansada de tantas ganas,
de tanto fuego corporal
en su mente y no en su almohada.
Sus propias caricias frías,
su amiga de madrugada,
las baterías y el plástico
ya no la llenan, ya no le llama.
A sus cuarentainueve anos vividos
solo le falta ese miembro masculino
que se incha entre sus piernas,
que la lastime cuando la penetra
y la va llenando de calma.
Lítica, Mariza, Mercedes, Tomasa
Octavia, Susana, Carmen quieren
después de la conferencia,
un látigo masculino
para que le borre,
las preocupaciones
del alma ... !



Por: Romeo
El Poeta de La Timba
www.nochecubana.blogspot.com
loveogun@gmail.com
Abril, 05, 2010

1 comentario:

Begoña dijo...

un poema de gran envergadura,
esta simpatico
besotesss